A Fábrica de Vilanova es un proyecto que echó a andar en el 2004 con el objetivo de hacer de una profesión a veces dura una forma de vida. Partíamos de un puñado de ilusiones y de una cierta experiencia en este oficio, lo que se alió con un entorno privilegiado y un edificio con historia y personalidad: una antigua fábrica de curtidos del siglo XVII, a la sombra de un puente románico sobre el Arnoia, donde hace siglos montaban guardia los caballeros templarios.

La aventura en la que nos sumergíamos demandaba grandes dosis de entusiasmo y no poco esfuerzo que ofrecían, a cambio, la libertad de poner a prueba con cada innovación en la carta nuestra creatividad al servicio de una clientela que cada vez tiene más claro lo que quiere y por qué. Por ello apostamos por una cocina que intenta combinar los productos de temporada con un estilo contemporáneo que hace que no se pueda hablar de una sino de varias cartas de A Fábrica de Vilanova.

www.afabricadevilanova.com